42. Plasma Rico en Factores de Crecimiento

Referencia 42
Categoría Cirugía
Duración (min) 4:12
Formato HD 1080p H.264

Descripción

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) o Plasma Rico en Factores de Crecimiento (PRGF), una técnica de autoinjerto utilizada para favorecer la regeneración de tejidos dañados. El proceso comienza con la obtención de sangre venosa del propio paciente. El Plasma Rico en Factores de Crecimiento tiene una mayor concentración de plaquetas que la sangre normal. Estas plaquetas son las encargadas de liberar los factores de crecimiento que favorecerán la curación de tejidos.

Para obtener el plasma se centrifuga la sangre durante un tiempo y velocidad determinado. Una vez finalizado el centrifugado tendremos en cada tubo 3 fracciones: Fracción 1, Fracción 2 y la fracción de Glóbulos Rojos.

A continuación, se extrae de cada tubo la Fracción 1 y se deposita en un tubo vacío. Se realiza la misma operación, pero ahora con la Fracción 2. Esta Fracción 2, que es la más rica en factores de crecimiento, puede usarse para humectar la superficie del implante antes de su colocación o para aplicar sobre un alveolo post extracción y favorecer así la curación.

Para activar la coagulación se añade al tubo de cada una de las fracciones CaCl2 y se vierte el contenido en dos recipientes de cristal que se introducen en un hornillo a 37ºC. Pasados unos minutos se obtendrá un coágulo de fibrina con los factores de crecimiento.

La Fracción 2 activada puede usarse para rellenar un alvéolo post-extracción o para combinarlo con algún tipo de injerto óseo para elevaciones sinusales o aumentos óseos. Los factores de crecimiento que contiene son liberados y son los que van a promover la curación de tejidos duros y blandos.

La Fracción 1 activada posee menos cantidad de factores de crecimiento que la Fracción 2. Puede usarse para elaborar membranas de fibrina que pueden servir para cubrir la ventana lateral en una elevación sinusal, o para recubrir biomateriales en casos de injertos de hueso.